jueves, 7 de junio de 2012

Dos tazas solitarias













Una mesa donde juntos bebemos un café

¿Cual de los dos, pronunciará las palabras?

En qué momento tus ojos miraran los míos

cuando será ese momento para guardarlo

en mis sentimientos ,en la vieja cajita

donde guardo los más sagrados recuerdos.

Cual de los dos hablará primero y qué dirá.

Mis manos abrazan una taza de café

ellas desean acariciar tu rostro y retirar la tela

que tapa la vista del corazón atrapado

y las volutas del café siguen humanando

huele a gloria ,con cuerpo.

_Entonándome el alma_



Que se encoge de miedo si no me miras

¡Que ceremonia, qué momento suspendido!

Quedó cuando mi taza cayó de mis manos

y tus manos rozaron las mías.

Con un café para dos vistes al fin mis ojos.




Nora Noemí Zeliz Pirillo.

Noemí_Alas


Safe Creative: 0805300703602

1 comentario:

FugaZ dijo...

Y dejaste ese instante prendido en el aire, como siempre que leo tus poemas, nos dejas y regalas esas sensaciones que después parece imposible comentar porque es tan hermoso lo que tú escribiste que una teme estropearlo con sus propias palabras.... El aroma de ese café será la unión de sus almas, hoy, mañana y siempre.

UNA PRECIOSIDAD DE POEMA AMIGA!!
BESITOS!!