jueves, 11 de octubre de 2012

La gesta de la victoria

La gesta de la victoria



De la mística fábula del Arauco
muchas sombras cabalgaron.
Más en su terrible lucha, desmedida
urdieron manos blancas el fin
de la dinastía, de la gente de la tierra.
Retraídos quedaron sus pensamientos
fueron vencidos y sin poder tener
una muerte florida ,¡amalaya la suerte trajo!
Sobre Centauros cabalgaba la muerte con hoz
cortando cabezas ,volaron las plumas desde
lo alto del Tupungato y el hermano Cóndor voló alto
avisándoles a los otros hermanos ayaylayala...
Ya somos esclavos, los hijos del viento del sol
hermanos de la luna ,somos esclavos .
Ya no se fueron y a su paso un huracán
destruía lo humilde y lo sagrado .
Que destino más cruel, llegaron hombres dioses
y nos crucificaron, con su único Dios,
trataban de salvarnos ,…las sombras quedaron.
El dolor quedó enraizado, canta su pena Arauco
la aventura y gran gesta de los malvados.
En la avidez del oro y la plata
implacables rocas cortaron y sangró
la tierra yerta su zumo dorado.
Todo para un rey y una reina que no conocemos
nos quitan la vida por algo tan tonto.
Nuestra riqueza no es el oro, no lo necesitamos.
Llévate el oro y déjanos nuestro
paisaje ,los ríos ,los peces y las montañas
llévate la plata y déjanos la vegetal selva
largense por sus laberintos de sangre.







Nora Noemí Zeliz Pirillo

©Noemí_Alas
Safe Creative:0804300620537


*12 de Octubre ...Nunca más*

1 comentario:

FG dijo...

Una conquista que dejó demasiada muerte a su paso. Así fue. Y tú lo has reflejado magistralmente en tus versos.

Como siempre, un placer leerte.