viernes, 24 de junio de 2011

Vuela conmigo



















Vuela conmigo


Abiertas las alas al viento, la brújula
y mi azul bandera, presta ondea al sol
abajo quedaron las olas en ondas
dejando estrellitas de luz ,para ti.
Acompáñame en este vuelo febril
no necesitaremos brújulas ¡No!
Como ávidas gaviotas sin temor
volando directo al sol para luego
Virar suaves en paz sosegadas
ahítos de lumínicas miradas ¡ ven!
Acompáñame y cuando lejos.
Viviremos en tierras lejanas
no importa lo lejos si solo
soy feliz cuando estoy contigo.


Nora Noemí Zeliz Pirillo
©Noemí_Alas

Safe Creative 1106249534111

3 comentarios:

Marta Alicia Pereyra Buffaz dijo...

Noemí, gracias por tu cariño. Te felicito por tu hermoso blog.

Nos conocimos en el portal de Arihua, ya en aquella época derramabas el humor y simpatía que te caracterizan.

El tiempo pasa para todos, es implacable, pero nos deja esas amistades virtuales que son joyas para nuestro corazón y nos hacen sentir como en casa en la red.

Lleva los textos que quieras para tu página. Voy cada tanto y la visito.

Un abrazo desde el invierno argentino.

Marta Alicia Pereyra Buffaz dijo...

Querida Noe,por tu dulzura y por ser una luchadora y creativa tengo el honor de entregarte un premio que puedes retirar en mi blog:

PREMIO SUNSHINE AWARD

http://libelularias.blogspot.com/

Espero que lo retires pronto. Te ruego avisarme.

Besos.

Ranita Azul dijo...

Ah, tú poema es triste y te dejo lo que se me ocurre al leerlo, antes de no tener tiempo de nada con mis renacuajos por casa:

La duda se mueve...

Sí, camina y la llevo a la espalda.
Pesa y mucho.
Yo no sé si soy la de ayer..., pero he venido
con el movimiento del deseo
urdido en dedos que lo escriben.
Ya se cansa el cuerpo no el cerebro.
siento insatisfacción y quisiera darle palo a la intemperancia ajena.

Palpo este mundo impreciso
recortado por distancias,
juzgo las palabras que describen estados anímicos;
llevo en el alma, como todos,
la tragedia de pertenecer a un cuerpo con caducidad imprevisible,
y por eso imagino lo que que improvisa la esencia que lo dicta.
Acumulo sueños, deseos, ganas de...
y murmuro con la noche cuitas.

Una piensa que alguna vez el alma se despierta a otra vida y, confundida,
llora sin madre que la consuele.
¡Qué pendeja necesidad de venir!
¡Qué ganas de chupar la teta!
¡Otra vez de nuevo a empezar para tener una!
Alrededor de alguna parte nos movemos,
alrededor de un eje azul que gira
en la inmensidad...
¡Qué importancia
tiene todo lo que llena nuestro insondable vacío de ser meramente
uno más y, encima, pluricelular!
¿Suerte?
¡Ah, y cuantos defendiéndose con menos!
Pero lo que es peor, amiga mía,
¡con una sola neurona, no te jode!

La rana Azul
Te quiero.

*'Las ranas' también tienen mucho carácter cuando las quieren sacar de su charca para que se tomen la vida con calma, pero sin agua no hay quien viva y ellas no nadan sin nada... ¡Es que se mueren!