miércoles, 14 de noviembre de 2012

Acaso es un sueño…











Acaso es un sueño…



De qué recuerdo tu dulzura

si vienes de otro tiempo ¡Alma!

Por qué me vistes de esperanza

por qué te amo y mi corazón

humilde entrego ,dímelo para

respirar en calma y dejar en paz

este corazón que late en desespero.

Pues yo siempre te espero ¿Me ves?

Acaso ves como te entrego mi paz

y mis anhelos; ilusionada me entrego

y nunca estás y el día se apaga ...

Nacerán nuevos días, hermosas

alboradas y seguiré sola, sin aire.

Esperando el tibio soplo de tus besos

y llegará el ocaso lánguido y sin amores.

Quiero adivinar la suerte que me espera

y comprender quisiera porque apareces

en el final de mis impulsos de gacela.

¿Por qué a mí pásame esto? Si soy mansa

como paloma blanca y ahora nunca podré

alzar el vuelo, esperándote a cada instante.

¡Aloe para mi alma! Algo que suavice

este ardor solar, sin poderte amar.

Antes morir quiero y sin embargo…

¡Te espero! cada día, en cada amanecer.

Adivinando el placer, de verte llegar

con la tímida aurora y el sol florecido.



Nora Noemí Zeliz Pirillo.

©Noemí_Alas



Safe Creative: 1211132675823
13-nov-2012

1 comentario:

FG dijo...

Bueno Noe, lo cierto es que llegar a tu blog es adentrarse en el espacio de la dulzura, la sensibilidad y el dejarse mecer como brisa de primavera. Consigues transmitir tanto en tus versos. El día llega, el alma revive, se levanta, ama!!!!! y es que la vida hay que sentirla así tal cual, presente y como un sueño.

ME ENCANTÓ!!!!!!!!!!!

Besitos!